Un día nos encontraremos de nuevo, frente a frente y recordaremos este día, como uno más entre muchos otros.

— Bueno, uno más no, será el día en que nos han dicho lo que debíamos sentir y decir.

Hoy no podemos decidirlo por nosotros mismos, eso esta claro. La mente no piensa con claridad, nuestros sentimientos obnubilan nuestros sentidos. A eso hemos venido aquí.

— ¡Pues es lo que he dicho! Hemos venido a que nos digan cómo debemos sentirnos… Si estamos haciendo lo correcto, si debemos pertenecernos el uno al otro. Hemos venido a que nos digan si yo…


27.11.2020

Cerré los ojos, pero no dejé de ver.

Las historias podían sentirse rozar mis párpados, estaba enredando mis pensamientos con los tuyos, estaba confundiendo mis pensamientos con los tuyos.

Volví el tiempo atrás y me recordé, sola, pensando como lo hacía cuando me rodeaba de gente y no estaba allí en absoluto sino viviendo mi historia. Entendí que me encontraba conectando tus yoes con mis jamases y que últimamente se vuelven parte de mis desiciones más impulsivas: querer hacer para entender, querer quemar para ver, maquinando todos los mambos juntos para que hagan fricción.

Una vez más mi mente…


Abr | 2019

Nunca escribo sobre ti.

No es casual, simplemente me inspiro en las cosas que me generan nostalgia.

Lo que me hace feliz suele inhibirme.

Esas subidas y bajadas en la panza y que los ojos me sonrían.

Cuando te apartas mi cuerpo que no está acostumbrado se retuerce y se esconde, bajo el sillón y tras la mesa.

No quiere saber nada con beber mate solo y mis pies dialogan con la alfombra sobre a qué hora vas a llegar.

Cuando te apartas, mis manos pintan y mis dedos escriben, huyen hacia lo desconocido para sumergirse en una veta artística que les permita canalizar la pérdida.

La ansiedad me invade.

Y cada célula de mi cuerpo te dedica un suspiro.


Feb|2016

Mordiendo la birome desde la tinta, traqueteo nerviosa los dedos de la mano izquierda, la derecha solo se apoya en el mouse, ansiosa pero sin moverse.

Observo inquieta la pantalla. El estómago sube y baja, sube y baja. Sería increíble poder vomitar todo lo que craneo, y que la bilis se encargue del resto, extinguiéndolo. Pero mi estómago sigue bombeando por todo mi cuerpo, una suerte de ideas que no terminan de formarse.

Puedo fumar otro cigarro, por la forma en que me tiemblan las manos no podría armarlo. …


Uno de los temores que siempre tuve es decir tu nombre en sueños. Me imaginé tantas veces enroscada en las sábanas deletreando cada letra que parecía una píldora suspendida en la punta de mi lengua cada vez.

¿Alguna vez lo dije? Nunca me atreví a preguntar, si alguien lo escuchó.

Equivocarnos puede suceder, dices A! y se desenreda toda una serie de consonantes que no debían estar allí, que se tropiezan torpes y ofuscan una conversación, porque claro: no venía a cuento. Y así sucede que me equivoco y digo otro nombre, que no debía decir.

La mirada tajante de…


11.02.2020

Somos solo dos. Y así nos veo. Jugando en un mar de estrellas. Te siento en la piel ardiéndome entre caricias que nadie más entiende.

Solo somos nosotros dos. Y nadie más puede vernos. La forma en la que una parte nuestra se desenvuelve más allá de la tierra que buscamos. Te arrullo una vez mas entre mis pechos, y te susurro cuentos que solo tú oyes, te beso, te siento.

Nosotros dos solo somos. Somos aire y viento, y los susurros y las melodías, nos acompasamos y nos amamos, distintos en la lejanía. Somos la brisa que nos…


Lo que oscurecí siendo un día y lo que amanecí siendo hoy.

No te voy a mentir, corazón inquieto, no he sido ni un momento la hora y minuto que has marcado.

He desaparecido en un loop, en un fuera de tiempo y me he quedado atrapada en el infinito estelado.


Tu desde allí, y yo desde aquí en un ‘Quizás jamás.’

Cuando digo lo que pienso, algo se trasvigersa en lo que quieres escuchar y al final se convierte en un miti y miti, en una mezcla impura de lo que alguna vez pensé que sabiamente estaba diciendo.

Cuando veo tu cara al pensar que dije lo que querías escuchar, algo en mi denota que no estábamos hablando de lo mismo y que al final yo dije lo que tú esperabas y tú intencionabas lo que escuchaste de mi.

Cuando converso contigo en mi mente, nunca entiendes lo que quise decir y siempre termino explicando en términos complejos que ambos nos…


Ay! No me mires con esos ojos.

Ni me beses con esa boca, ni me toques con esos dedos…

Como tatuando tu intención en mi cuerpo.

Ay! No me duelas tanto.

Que ya no sé

Que ya ni sé

Que ya no es, nada, lo que era.

Ay! Ya vete de mí, que me arranco la piel, para que ya no estés.

Ni tu olor, ni el calor, de tu ser.


Cuando separas el enojo del amor, el orgullo del miedo, y la valentía de la soberbia.

Cuando separas los recuerdos que duelen y los que te hacen reír un buen rato.

Cuando separas todas las cosas que no podrían haber sido, y todas las que nunca serán.

Cuando separas todo lo que crees que fue y lo que realmente fue.

Cuando separas la frialdad del silencio, y todo lo que no deja de moverse dentro.

Cuando separas una lágrima de una canción, ‘Me equivocaría otra vez’ por ese énfasis en las ‘Z’.

Porque cuando separas… algo de ti también se separa.

Y esa parte se estaciona en un sitio donde aún todo funcionaba como un todo.

Tutstitat

Diseño, ilustro, escribo, canto mal y tengo una extraña obsesión con el número 27.-

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store